Cuando dos personas contraen matrimonio generalmente piensan que “ durará toda la vida”, si bien desgraciadamente cada vez es más frecuente que esto no sea así.

Causas más frecuentes de divorcioRecientes estudios vienen a señalar que uno de cada cinco matrimonios se rompe en los primeros años, y  la duración media del matrimonio es de diez años. A partir de esta fecha se reduce el número de rupturas.

De un tiempo a esta parte, está aumentando considerablemente el número de parejas de cierta edad, que llevan toda una vida juntos y deciden poner fin a su convivencia.

Como datos curiosos las estadísticas señalan que aproximadamente cada cinco minutos se rompe un matrimonio en España, y que la media de edad a la que se produce el divorcio, en mujeres es de 44,2 años y en hombres 46,7 años.

Las principales causas son la falta de amor y  la falta  la falta de respeto, si bien podemos encontrar otras causas que dan lugar a una ruptura y que están íntimamente relacionadas con las nombradas con carácter principal:

A)El 75% por ciento de las rupturas son causadas por infidelidades. Generalmente la infidelidad del hombre es más un tema sexual y la de la mujer por enamoramiento hacía otra persona.

De cualquier manera, una infidelidad tanto en hombre como mujer suele ser imperdonable, y en muchas ocasiones da lugar a la ruptura.

Lo primero que hay que decir a este respecto es que la infidelidad de uno u otro cónyuge no tiene repercusión jurídica. Por tanto es aconsejable que no intentéis utilizar judicialmente tal situación para sacar rédito o ventaja, pues el Juzgado no va a entrar en dicha circunstancia.

  1. B) Los hijos, más que unir, suelen desunir. Tener un hijo con el fin de salvar el matrimonio en la mayoría de los casos suele terminar en fracaso.

Tomar decisiones en común sobre los hijos puede resultar complicado y genera discusiones entre los progenitores que a veces nos lleva a situaciones insalvables.

  1. C) La falta de comunicación y el aburrimiento provocan gran parte de las Es difícil, con el trabajo, los hijos, las obligaciones, conversar con la pareja y tener un espacio común.

Tampoco es fácil lograr el equilibrio necesario entre el espacio personal que todo el mundo necesita, con el tiempo que hay que dedicar a  la pareja.

  1. D) Las crisis que todos atravesamos a lo largo de nuestra vida, las “existenciales” cuando vamos cumpliendo años, las económicas, la pérdida de trabajo

 

Es una desgracia, pero el dinero es necesario, y dice el dicho,” que cuando el dinero se va por la puerta, el amor se va por la ventana”.

  1. E) hay personas que contraen matrimonio porque tienen una edad y es lo que toca, sin estar plenamente seguros de que éste sea su deseo.

 

Dejarnos llevar por la inercia de una relación supone en algunos casos la ruptura.

En definitiva es importante que ponderemos y valoremos la situación y que tratemos de poner solución, si desgraciadamente ésta no se logra deberemos ponernos en contacto con nuestro abogado experto en divorcios con el fin de regular la ruptura de forma satisfactoria para toda la familia.