En ocasiones leemos o vemos en la prensa, que por determinadas circunstancias se les retira la custodia de los hijos a los padres, porque la Administración considera que no se encargan debidamente de la crianza de sus hijos.

 

Tal procedimiento esta regulado en el Código Civil.

Se considera como situación de desamparo la que se produce de hecho a causa del incumplimiento, o del imposible o inadecuado ejercicio de los deberes de protección establecidos por las leyes para la guarda de los menores, cuando éstos queden privados de la necesaria asistencia moral o material.

Varios son los casos o motivos por los que la Administración comienza estos expedientes: O bien cuidados negligentes, o falta de recursos unidos  a otras circunstancias, falta de escolarización obligatoria también unido a otras dejaciones.

Encontramos un caso de una pareja que llevó a su bebe a un hospital público comarcal porque el menor presentaba una fiebre de 38,8º. El facultativo que atendió al niño decidió   ingresarlo en la UCI pediátrica de otro hospital. El motivo de tal ingreso es que el menor presentaba  una marcada desnutrición, deshidratación y cuadro de anemia.

 

Decidiéndose la intervención de Servicios Sociales.

Tras las averiguaciones pertinentes se decide retirar la custodia del bebé a los padres. Argumentando que el parto del bebe había sido en casa, al menor no se le habían administrado las vacunas prescritas.

Parece que el bebe de un año, sólo era alimentado con leche materna, y que la madre lo tenía siempre en brazos, lo que provocó que al bebe se le cayera la via por la que era alimentado durante el ingreso hospitalario.

No obstante, también se establece que los progenitores no le habían llevado al pediatra, que se alimenta únicamente de leche materna y que la madre lo tiene permanentemente en brazos. Parece ser que durante el ingreso hospitalario al bebé se le cayera la vía porque la mujer no dejaba de tenerlo en el regazo y que, además, llegara a vomitar.

El día 23 de noviembre fue trasladado a planta con el siguiente diagnóstico: sospecha de encefalopatía por privación de vitamina B12 prenatal y posnatal, desnutrición grave y cuadro de anemia megaloblástica. De ahí que el 30 de dicho mes la Junta de Andalucía acusó a los padres de desamparo y les retiró temporalmente la custodia.

Los padres niegan las acusaciones y alegan que se han quedado sin la custodia sin argumentos de peso.

 

Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza.