El  30 de junio  de  2005, el Congreso aprobó de manera definitiva el matrimonio entre personas del mismo sexo con plenitud de igualdad. De esta manera y desde hace trece años dos personas del mismo sexo pueden contraer matrimonio y ostentan los mismos derechos que un hombre y una mujer que deciden casarse.

Para llevar a cabo la aprobación de la reforma del Código Civil, se tuvieron que modificar 16 artículos. De un lado, los conceptos ‘marido’ y ‘mujer’ se reemplazaron por el de ‘cónyuges’. De otro, los términos ‘padre’ y ‘madre’ hicieron lo propio por el de ‘progenitores’.

​Como consecuencia de esta reforma, dos mujeres o dos varones pueden contraer matrimonio, y ese matrimonio tiene la misma naturaleza, requisitos y efectos que el que podían contraer una mujer y un varón.

Estos efectos se extienden a todas las materias en las que el matrimonio tenga relevancia: derecho de sucesiones, derecho de residencia, adopción de los hijos del cónyuge, de adopción en común de hijos,  efectos tributarios, derecho a no declarar contra el cónyuge, alimentos, separación, divorcio, etc Pues como se ha expuesto el Código civil fue modificado en todos estos aspectos.

matrimonio entre personas del mismo sexo

Si bien ya durante la década de los años 1990, algunas comunidades autónomas habían aprobado legislaciones propias sobre parejas de hecho, que permitían a las parejas formadas por personas del mismo sexo registrar su unión y obtener algunos beneficios administrativos.

A pesar de ser una realidad  prácticamente admitida por toda la Sociedad, hubo ciertos problemas, y determinados Alcaldes o Jueces se negaban a llevar a cabo estos matrimonios, por razones de objeción de conciencia. Dicha cuestión fue zanjada por el Tribunal Supremo En mayo de 2009 pues negó a los jueces la posibilidad de oponerse al matrimonio homosexual. En respuesta a la pretensión manifestada por un juez de Sagunto de ser eximido de celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo porque se lo impedían sus creencias católicas, la Sala de lo Contencioso afirmó que los jueces no pueden alegar motivos de conciencia porque están sometidos al principio de legalidad.

Es importante resaltar que dos personas del mismo sexo pueden contraer matrimonio civil, pero no canónico, pues la Iglesia sólo reconoce el matrimonio entre un hombre y una mujer.

Que documentación vas a precisar para iniciar los trámites:

 

  • Fotocopia de los DNI, pasaportes o tarjetas de residencia de las personas que desean contraer matrimonio.
  • Certificado literal de nacimiento de los contrayentes del Registro donde se produjo el nacimiento.
  • Certificado de residencia o de empadronamiento de ambas partes.
  • Declaración jurada sobre el estado civil de las personas que contraerán matrimonio. Este formulario se encuentra también en el Registro Civil.
  • Instancia de Registro Civil. En este caso, se utilizará la misma para las dos personas contrayentes.

 

Begoña Cuenca Alcaine Abogada de Familia en Zaragoza.