Una de las dudas que más consultas genera en los Despachos de Abogados  de Familia en Zaragoza son las relativas a la patria potestad o autoridad familiar en Aragón.

Independientemente de cómo sea la custodia de nuestros hijos tras el Divorcio, tanto monoparental como compartida, en todas las Resoluciones se establece, salvo puntuales excepciones, el ejercicio conjunto de la autoridad familiar o patria potestad.

Ello quiere decir que es necesaria la intervención de ambos progenitores para la toma de determinadas decisiones sobre los hijos.

  1. Entre ellas podemos citar, que ambos progenitores deben de estar de acuerdo en el cambio de domicilio del hijo, en especial si se trata de otra localidad, ciudad o País.
  2. De la misma forma debe existir acuerdo en las salidas del menor al extranjero.
  3. La decisión igualmente debe ser adoptada por pacto entre los progenitores, en el caso de adoctrinamiento en una confesión religiosa.
  4. Igualmente se exige acuerdo para la elección del centro escolar y/o su cambio.
  5. Mismo criterio se exige para cualquier tipo de intervención psicológica, quirúrgica o tratamiento médico de entidad, esté o no cubierto por la Seguridad Social, salvo supuestos de urgencia que requerirán la puesta en conocimiento inmediata al otro progenitor de las medidas adoptadas.
  6. Es necesaria la decisión de ambos padres en las celebraciones religiosas ( bautizo, comuniones).

 

Por tanto los progenitores deberán de notificarse todas las circunstancias relatadas y prestar su consentimiento.

Si uno de los progenitores notifica al otro su decisión,  solicitando su consentimiento, se entiende prestado, si éste en un plazo de quince días no muestra su oposición o rechazo.

Os recomiendo que, tanto la solicitud como la respuesta, se efectúen siempre por escrito.

En caso de discrepancia o desacuerdo, será necesaria la Autorización Judicial para llevar a cabo tal decisión.

Me parece relevante destacar que ambos padres tenéis derecho a:

  • A ser informados por el Centro Escolar,  de los aspectos que afecten a los hijos, y que se facilite a los dos, la información académica, notas, fechas de reuniones y tutorías, tanto en conjunto como por separado.
  • A obtener información médica e informes relativos a sus hijos.
  • El progenitor que ostenta la custodia como primer receptor de prácticamente toda la información educativa y médica o de cualquier índole, tiene la obligación de comunicárselo al otro. Con el fin de que entre ambos se ponga fin o resuelva cualquier incidencia.
  • Para ello los padres deberán buscar el medio adecuado de comunicación que mejor se adapte a sus circunstancias y cumplirlo.

 

Begoña Cuenca Alcaine.
Abogado de Familia en Zaragoza

 

autoridad familiar