Me permito darte unas breves pinceladas que incluyo en esta guía del buen divorcio, para el caso de que estés atravesando una crisis matrimonial o de pareja y sopesando la posibilidad de divorciarte.

Puedes profundizar más, visitando mi pagina web www.abogadosdivorcioszaragoza.com.

Cuando estas atravesando una crisis familiar, lo primero que debes de plantearte es si merece la pena continuar con tu  pareja, ya que te encuentras en una crisis pasajera, que prácticamente todas las parejas sufren a lo largo de su convivencia, y que por tanto es salvable, o si por el contrario, es una situación definitiva.

Una vez hecho este examen de conciencia y tomada la decisión en firme de  poner fin a tu relación, debes de contactar con un abogado, para que tramite tu separación o divorcio.

 

La primera acción a seguir es buscar el abogado de tu confianza y elección:

 

  • Una buena opción es preguntar a nuestros familiares y allegados, si conocen algún abogado. Te recomiendo que busques un abogado especializado en la materia. Puede ser un acierto contar con el profesional que tramitó con éxito el divorcio de quien te lo recomienda.
  • También es interesante recurrir a internet, y buscar un abogado especialista en divorcios. Ya que al ser  un tema íntimo y personal, puede ocurrir que no nos apetezca contar o dar detalles a nuestros familiares.
  • Puedes examinar las páginas web de los profesionales, y decantarte por aquel de ellos que te inspire más confianza, y que resuelva en mayor medida tus dudas.
  • También existen directorios jurídicos especializados que pueden serte útiles.
  • Cabe la posibilidad de leer artículos de abogados especialistas y expertos que explican la materia. Si bien son disciplinas complicadas y con un determinado lenguaje que no tienes por qué entender. Asesórate.
  • Las reseñas de los abogados son importantes, y nos dan idea o información muy válida del Letrado, que puede encajar con la persona que estas buscando.

 

 

 

Ya has elegido a tu abogado especialista y has concertado tu cita, ¿Qué debes esperar de esta primera reunión?:

Tu abogado deberá tranquilizarte, encauzarte, y resolver todas las cuestiones que te preocupen.

– Puede ocurrir que este profesional, por bueno que sea, no te guste, busca de nuevo.

–  Has de sentirte cómodo con tu abogado, con el que vas a pasar mucho tiempo, y al que deberás contarle determinados hechos que quizá nunca hayas contado a nadie. Tienes que sentir confianza y empatía.

– La comunicación con él, debe ser fluida, y constante. Hay que encontrar la fórmula de contacto más beneficiosa para ambos como el teléfono, el email, o la entrevista personal.

– Tu abogado debe estar disponible para atenderte. Si bien tiene más juicios y más clientes, así que tranquilos, encontrará el momento para comunicar contigo.

– Un abogado de Familia debe tener  sensibilidad para escuchar tus problemas y saber resolverlos, los temas a tratar son delicados, y los intereses emocionales en juego deben ser protegidos y tratados con respeto. El tema se complica cuando hay hijos, ya que las emociones están a flor de piel.

Creo firmemente  que un buen abogado de familia debe intentar por todos los medios llegar a un acuerdo.

-Huye de aquel abogado que fomente las tensiones, y no te apacigüe cuando comiencen los problemas.

 

Preguntas o cuestiones que deberás formular a tu abogado matrimonialista:

 

  • En primer lugar deberás pedir aclaración sobre el concepto separación y divorcio, y sus diferencias, con el fin de que decidas cuál es la opción que más se ajusta a tus
  • Es importante que conozcas las diferencias entre separación/divorcio de mutuo acuerdo y separación/divorcio contencioso. En función de uno u otro procedimiento, variarán los tiempos en obtener tu Resolución Judicial, los costes etc.
  • Es necesario saber cómo se comienza el proceso, si enviamos una carta a tu cónyuge o pareja. Si comenzamos directamente interponiendo demanda, ya que eres conocedor de que éste no desea llegar a un acuerdo.
  • Solicita que documentación es precisa en tu caso para iniciar los trámites del proceso.
  • Es de vital importancia, sobre todo en aquellas localidades en la que esté establecida la figura de la custodia compartida, que le preguntes las diferencias entre custodia compartida y custodia monoparental y los efectos de toda índole que cada una supone.
  • Deben de quedarte muy claras las diferencias entre custodia y patria potestad, o autoridad familiar en Aragón. Con el fin de que no tomes  decisiones de forma unipersonal que puedan generar problemas con el otro progenitor o miembro de la pareja, y te hagan llegar a los Tribunales.
  • Pregunta los requisitos exigidos para ser merecedor de una pensión compensatoria, o asignación compensatoria en Aragón.
  • Otro tema fundamental, es el uso de la vivienda, ¿A quien se atribuye? ¿Por cuánto tiempo? ¿Quién asume los gastos?.
  • En el caso de que seas el pagador de la pensión alimenticia, pregunta ¿En qué consiste? ¿Cuál es su cuantía? ¿Hasta cuándo has de pagarla? ¿Puede suspenderse?.
  • En el supuesto de optar por custodia monoparental, es preciso que te informes sobre el régimen de visitas y estancias con tus hijos, asesórate de cuál es el régimen que más se ajusta a tus posibilidades reales y a los horarios de tus hijos.

En esta consulta con tu abogado especialista todas tus dudas deben de quedar disipadas.

 

 

Llegados a este punto tenemos que tomar una serie de decisiones.

¿Somos capaces de llegar a un acuerdo?

 

Las ventajas de un divorcio/separación de mutuo acuerdo:

  • Reduce el estrés que toda persona atraviesa cuando se produce la quiebra.
  • Resulta más sencillo acatar las decisiones que voluntariamente y por acuerdo se toman,  que las que un Juez  impone.
  • Es más beneficioso para nuestros hijos.
  • Negociar es hacer concesiones, no imponer nuestro criterio.
  • Un divorcio de mutuo acuerdo es menos costoso económicamente.
  • Facilita los cambios o adaptaciones a nuevas situaciones posteriores.
  • Podemos liquidar y adjudicar nuestro patrimonio común.

Un divorcio de mutuo acuerdo puede llevarse a cabo con un Letrado que represente a los dos miembros de la pareja o matrimonio, o bien con dos Letrados.

Mi consejo es que si las posiciones o ideas de ambos progenitores o cónyuges están cercanas, es fácil que un Letrado logre el acuerdo.

Por el contrario, si no existe esa cercanía, o te incomoda tratar los temas delante de tu ex, es preferible nombrar a un segundo abogado para conseguir un pacto.

 

¿Qué clausulas debe contener vuestro acuerdo?

En resumen en Aragón vuestro pacto deberá tener  el siguiente contenido:

 

El régimen de convivencia o de visitas con los hijos.

 Aquí hacemos referencia al modelo de custodia elegido. Custodia compartida, custodia monoparental a favor de un progenitor, estableciéndose un régimen de comunicaciones para el otro.

 

El régimen de relación de los hijos con sus hermanos, abuelos y otros parientes y personas allegadas.

Se trata de garantizar el contacto con la familia extensa.

 

El destino de la vivienda y el ajuar familiar.

Habrá que determinar a quien atribuimos el uso de la vivienda y los enseres de la misma, y por cuánto tiempo. Está íntimamente relacionado con la atribución de la custodia. Si es monoparental, se adjudicará el uso a favor de los hijos y de quien ostente la custodia. Si es compartida, se atenderá a quien tenga más dificultades de acceso a la vivienda.

La participación con la que cada progenitor contribuya a sufragar los gastos ordinarios de los hijos, incluidos en su caso los hijos mayores de edad o emancipados que no tengan recursos económicos propios, la forma de pago, los criterios de actualización y, en su caso, las garantías de pago. También se fijarán la previsión de gastos extraordinarios y la aportación de cada progenitor a los mismos.

Si es custodia compartida se abrirá una cuenta bancaria donde domiciliar los gastos de los hijos, contribuyendo cada progenitor en función de su capacidad económica. Si es custodia monoparental, estableceremos una pensión en función de los gastos de los hijos y de la situación patrimonial de los padres.

  • La liquidación, cuando proceda, del régimen económico matrimonial.
  • La asignación familiar compensatoria, en su caso, que podrá determinarse en forma de pensión, entrega de capital o bienes, así como la duración de la misma.

En el supuesto de que la ruptura produzca desequilibrio en uno de los miembros del matrimonio.

 

 

No hemos logrado el acuerdo y ¿Ahora qué?.

Deberemos presentar demanda contenciosa. Ahora ya si es precisa la intervención de dos letrados. Nosotros proponemos y el Juez dispone.

 erá el Juez quien determine las circunstancias que habrán de regular la quiebra matrimonial o convivencial:

EL CDFA establece lo siguiente:

 

Medidas de aplicación en defecto del pacto de relaciones familiares

Artículo 79 Medidas judiciales

A falta de pacto entre los padres, el Juez determinará las medidas que deberán regir las relaciones familiares tras la ruptura de su convivencia, teniendo en cuenta los criterios que se establecen en los artículos siguientes.

El Juez, de oficio o a instancia de los hijos menores de edad, de cualquier pariente o persona interesada o del Ministerio Fiscal, dictará las medidas necesarias a fin de:

a) Garantizar la continuidad y la efectividad del mantenimiento de los vínculos de los hijos menores con cada uno de sus progenitores, así como de la relación con sus hermanos, abuelos y otros parientes y personas allegadas.

b) Evitar la sustracción de los hijos menores por alguno de los progenitores o por terceras personas.

c) Evitar a los hijos perturbaciones dañosas en los casos de cambio de titular de la potestad de guarda y custodia.

El Juez podrá disponer las medidas cautelares necesarias para asegurar el cumplimiento de las medidas adoptadas.

El incumplimiento grave o reiterado de las medidas aprobadas judicialmente podrá dar lugar a su modificación o a la exigencia de su cumplimiento de acuerdo con lo previsto en las normas de ejecución judicial.

Las medidas aprobadas judicialmente podrán ser modificadas cuando concurran causas o circunstancias relevantes. En particular, cuando se haya acordado la custodia individual en atención a la edad del hijo o hija menor, se revisará el régimen de custodia en el plazo fijado en la propia Sentencia, a fin de plantear la conveniencia de un régimen de custodia compartida.

 

En este supuesto decidirá el Juez:

  • Si se otorga una custodia monoparental o compartida.
  • Si se establece una pensión alimenticia para los hijos o si es compartido la asunción de gastos de los mismos.
  • A quien se atribuye el uso del domicilio.
  • Y si procede la asignación familiar compensatoria.

 

Una vez celebrado el Juicio y dictada Sentencia, si no estás conforme con la misma podrá recurrirse ante la Audiencia Provincial.

 

La sentencia es aplicable y ejecutable inmediatamente que es dictada.

 

Las medidas provisionales:

Cabe la posibilidad de interponer demanda de Divorcio y además y junto a la misma, solicitar unas Medidas Provisionales, al amparo de lo previsto en el artículo 773 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

E igualmente, puede instarse con carácter previo a la demanda de divorcio, únicamente medidas provisionales, en base al artículo 771 de la LEC.

En estas Medidas se debe comparecer asistido de Letrado, y representado de Procurador.

La Resolución Judicial que será dictada tras la preceptiva vista que tendrá lugar, deberá contener los efectos establecidos en los artículos 102 y 103 del Código Civil:

Se establecerá que los cónyuges podrán vivir separados y cesará la presunción de convivencia conyugal.

Quedaran revocados los consentimientos y poderes que cualquiera de los cónyuges hubiera otorgado al otro.

Cesará la posibilidad de vincular los bienes privativos del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica.

Se Determinara en interés de los hijos, quien de los cónyuges ostentará la custodia, y la forma en que se llevará a cabo el régimen de visitas. De cualquier forma, y salvo situaciones excepcionales, la patria potestad será compartida por los progenitores.

Excepcionalmente, los hijos podrán ser encomendados a los abuelos, parientes u otras personas que así lo consintieren y, de no haberlos, a una institución idónea, confiriéndoseles las funciones tutelares que ejercerán bajo la autoridad del juez.

Si  existe riesgo de sustracción del menor por alguno de los cónyuges o por terceras personas podrán adoptarse las medidas necesarias y, en particular, las siguientes:

  1. Prohibición de salida del territorio nacional, salvo autorización judicial previa.
  2. Prohibición de expedición del pasaporte al menor o retirada del mismo si ya se hubiere expedido.
  3. Sometimiento a autorización judicial previa de cualquier cambio de domicilio del menor.

Se determinará cuál de los cónyuges ha de continuar en el uso de la vivienda familiar.

Se fijara la contribución de cada cónyuge a las cargas del matrimonio.

Si son las medidas instadas con carácter previo a la interposición a la demanda, éstas tendrán una duración de treinta días, si bien es preciso instar la demanda de divorcio en dicho plazo, ya que si no decaen.

Si son Medidas solicitadas con la demanda de Divorcio, se mantendrán hasta que haya Resolución Judicial en el pleito principal.

Es decir en uno y otro caso, son Medidas de carácter urgente y provisional que regularán la ruptura, hasta que se dicte por el Juez  la Sentencia definitiva de Divorcio. Ello quiere decir que acudiremos en dos ocasiones al Juzgado, una para realizar la vista de Medidas y otra para la vista Principal.

 

 

Ya tenemos Sentencia, ¿Qué ocurre si ésta no se cumple?.

Si te encuentras en la situación de que el otro ex cónyuge o ex pareja no  cumple la Resolución Judicial  debes de ponerte en contacto con tu abogado especializado en Derecho de Familia, con el objetivo de hacer cumplir esta Sentencia.

Los supuestos más habituales de incumplimiento son económicos, falta de abono de la pensión compensatoria, alimenticia, pagos parciales, retrasos en los abonos, o reclamaciones de gastos extraordinarios.

También se producen incumplimientos en la custodia, en las visitas de los hijos, en las entregas de los mismos, en el lugar de las entregas, en las horas, los días  etc.

Para iniciar el procedimiento de reclamación de cantidades, deberás entregar a tu letrado, la Sentencia de Divorcio y los documentos en que fundamentas tu pretensión, recibos bancarios con pagos incompletos, etc. Dicha demanda debe ir firmada por Letrado y Procurador. Se solicitará la cantidad adeudada, más un 30% que se fija de forma prudencial para intereses y costas.

Presentada la demanda y admitida por el Juez cuya Sentencia pretendemos ejecutar, éste  dictará la resolución oportuna y despachará ejecución y acordará el embargo solicitado.  La mera solicitud lleva implícita la imposición de costas.

Si el deudor no está conforme, podrá presentar escrito de oposición, si bien no se suspende la efectividad de la Sentencia. Si el Juez no estima su oposición también se devengarán costas (del abogado y Procurador contrario).

Cabe la posibilidad de Recurrir el Auto Ejecutivo ante la Audiencia Provincial.

Para solicitar el cumplimiento del régimen de visitas, deberás instar la Ejecución de la Sentencia Judicial que regule las visitas con vuestros hijos.

En dicha demanda Ejecutiva se solicitará el cumplimiento estricto de la Resolución Judicial relativo al Régimen de visitas. En estos supuestos lo normal es que no haya condena en costas. También cabe la posibilidad de que el otro se oponga a tu petición.

Mucho cuidado, la negativa de un progenitor a que el otro se relacione con sus hijos, de forma reiterada, puede dar lugar a un cambio de custodia.

También puede darse el caso que el progenitor visitante no cumpla con el régimen de visitas establecido. Por ello el custodio también puede instar a que se requiera a éste para que cumpla su régimen.

Si no podemos cumplir las visitas lo mejor es que instemos un procedimiento de modificación de Medidas, bien de mutuo acuerdo, bien contencioso.

 

Y ¿Qué pasa cuando surgen hechos nuevos y se modifican las circunstancias?

Hay que tener presente que tanto el convenio regulador o pacto de relaciones familiares  como las Resoluciones Judiciales, tienen una vocación de futuro, y por tanto no son fácilmente modificables.

El Código Civil, y en Aragón el CDFA, prevén que las Sentencias podrán modificarse siempre y cuando concurran nuevas circunstancias.

El motivo más habitual por el que se suele  promover un procedimiento de modificación de Medidas es cuando sobrevienen circunstancias relevantes.

Por tanto debe existir una alteración importante, fundamental, y no de escasa o relativa importancia.

Esa modificación o variación debe de ser permanente y duradera, no algo provisional.

Que esa modificación no haya sido buscada voluntariamente por quien la insta, para modificar la Sentencia.

Que sea un hecho nuevo que no haya sido previsto ni por los cónyuges, ni por el Juzgador al dictar la Sentencia.

Que la modificación sea probada.

Y quizá el requisito más importante, si es una modificación que afecta a los hijos, que no sea perjudicial para ellos.

 

 

¿Cuándo se suelen instar este tipo de procedimientos?:

  • Uno de los supuestos más habituales es cuando los hijos alcanzan la mayoría de edad y su independencia económica, de forma que procede instar una modificación de medidas con el fin de extinguir la pensión alimenticia a favor del hijo, ya que no precisa de dicha prestación para vivir.
  • También es importante en número, los casos en los que el obligado a pagar la pensión, ve disminuida su fortuna, bien por encontrarse en desempleo, bien por una disminución del salario, que hacen necesario interponer un proceso con el fin de disminuir la pensión alimenticia.
  • En ocasiones, se insta este proceso, cuando se ha establecido bien por acuerdo, bien por Resolución Judicial, una pensión compensatoria a favor de la esposa, y ésta se ha incorporado al mercado laboral, o ha contraído nuevo matrimonio, de forma tal que ya no procede que la misma reciba la pensión compensatoria.
  • A veces se atribuye el uso del domicilio familiar, a uno de los cónyuges, pero éste no reside en dicha vivienda, de forma que será preciso instar el procedimiento de modificación de medidas con el fin de extinguir ese uso atribuido, y poder liquidar la vivienda.

Deberás interponer demanda de Modificación de Medidas firmada por abogado y procurador. Y tras la preceptiva vista, el Juez resolverá lo procedente.

 

Begoña Cuenca Alcaine. Tu abogada de Familia en Zaragoza.