La pensión compensatoria en Aragón se denomina Asignación compensatoria, y está recogida en artículo 83 del Código de Derecho Foral de Aragón:

 

Artículo 83, la asignación compensatoria.

  1. El progenitor al que la ruptura de la convivencia produzca un desequilibrio económico en relación con la posición del otro, que implique un empeoramiento en su situación anterior a la convivencia, tendrá derecho a percibir del otro una asignación compensatoria.
  2. La cuantía y la naturaleza temporal o indefinida de la asignación serán determinadas por el Juez mediante la ponderación equitativa de los siguientes criterios:
  3. a) Los recursos económicos de los padres.
  4. b) La edad del solicitante, sus perspectivas económicas y las posibilidades de acceso al mercado de trabajo.
  5. c) La edad de los hijos.
  6. d) La atribución del uso de la vivienda familiar.
  7. e) Las funciones familiares desempeñadas por los padres.
  8. f) La duración de la convivencia.
  9. La asignación compensatoria podrá tener cualquier contenido patrimonial, periódico o de única entrega, siempre que permita el cumplimiento de su finalidad.
  10. La asignación compensatoria se revisará en los casos de variación sustancial de la situación económica del perceptor o del pagador.
  11. La asignación compensatoria se extinguirá en los supuestos de nueva convivencia marital del perceptor, alteración sustancial de los criterios económicos en función de los cuales se determinó, la muerte del perceptor, cumplimiento del plazo de duración, así como por el incumplimiento de su finalidad.

 

La Jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón en relación a la misma señala que “pretende evitar que el perjuicio que puede producir la convivencia, recaiga exclusivamente sobre uno de los cónyuges y para ello habrá de tenerse en consideración lo que ha ocurrido durante la vida matrimonial, y básicamente, la dedicación a la familia, y la colaboración con las actividades del otro cónyuge.”

“Su finalidad  no es perpetuar a costa de uno de los miembros el nivel económico que venía disfrutando la pareja hasta el momento de la ruptura, sino lograr reequilibrar la situación dispar resultante de aquella”.

La Asignación compensatoria en Aragón“No se trata de equiparar patrimonios sino de colocar al cónyuge perjudicado por la ruptura del matrimonio en una situación de potencial igualdad de oportunidades laborales y económicas respecto de las que se habría tenido de no mediar el vínculo matrimonial”

Determinado por tanto que existe desequilibrio, deberemos de atender a la edad del solicitante y su capacidad y posibilidades de acceso al mercado laboral. Es decir cuanto mayor sea la persona y menor sea su preparación menos posibilidades tendrá de acceder al mercado laboral y por ello seguramente será merecedora de dicha asignación.

También será determinante si se tienen hijos y si estos son menores, debido a la dedicación que hay que prestarles a los mismos. E igualmente quien de los progenitores se ha dedicado en mayor medida a la crianza de los hijos.

Otro punto a tener en consideración es si al perceptor se le ha atribuido el uso de la vivienda.

Siendo fundamental la duración de la convivencia y la dedicación a la familia.

El Juez una vez examinados los requisitos relatados determinará si procede o no la concesión de la asignación compensatoria.

De la misma forma el Juez determinará si dicha asignación se produce de forma temporal por un determinado periodo de tiempo, con el fin de superar el desequilibrio, o si ésta es vitalicia. La tendencia actual en Aragón es la limitación en el tiempo.

Y si el pago se produce de forma mensual o en un pago único.

La norma general es que se produzca un pago mensual y como se ha dicho por un periodo de tiempo ( dos, tres años).

 

Begoña Cuenca Alcaine

Abogada de Familia en Zaragoza