En Aragón la asignación compensatoria viene regulada en el artículo 83 del Código de Derecho Foral aragonés:

  1. El progenitor al que la ruptura de la convivencia produzca un desequilibrio económico en relación con la posición del otro, que implique un empeoramiento en su situación anterior a la convivencia, tendrá derecho a percibir del otro una asignación compensatoria.
  2. La cuantía y la naturaleza temporal o indefinida de la asignación serán determinadas por el Juez mediante la ponderación equitativa de los siguientes criterios:
  • a)Los recursos económicos de los padres.
  • b)La edad del solicitante, sus perspectivas económicas y las posibilidades de acceso al mercado de trabajo.
  • c)La edad de los hijos.
  • d)La atribución del uso de la vivienda familiar.
  • e)Las funciones familiares desempeñadas por los padres.
  • f)La duración de la convivencia.
  1. La asignación compensatoria podrá tener cualquier contenido patrimonial, periódico o de única entrega, siempre que permita el cumplimiento de su finalidad.
  2. La asignación compensatoria se revisará en los casos de variación sustancial de la situación económica del perceptor o del pagador.
  3. La asignación compensatoria se extinguirá en los supuestos de nueva convivencia marital del perceptor, alteración sustancial de los criterios económicos en función de los cuales se determinó, la muerte del perceptor, cumplimiento del plazo de duración, así como por el incumplimiento de su finalidad.

 

Por tanto habrá que determinar si la ruptura produce o no desequilibrio y si dicha asignación debe de tener carácter temporal o vitalicio.

La Jurisprudencia viene a señalar que la asignación compensatoria aragonesa, no tiene en lo sustancial una naturaleza y finalidad diferente a la pensión compensatoria del artículo 97 del Código civil a la que ya nos hemos referido en otros artículos.

Esta asignación tiene como finalidad el compensar el desequilibrio económico entre los progenitores, producido en el momento de la ruptura de la convivencia y a causa de ella.

Su finalidad es restablecer el equilibrio, pero no ser una garantía vitalicia de sostenimiento, ni perpetuar el nivel de vida que tenía el matrimonio, ni equiparar económicamente patrimonios.

Una vez determinada la concurrencia de desequilibrio dice la Jurisprudencia que se deberá determinar si dicha asignación tiene carácter temporal o no. Y así su fijación en uno u otro sentido dependerá de las específicas circunstancias de cada caso, y particularmente, las que permiten valorar la idoneidad o aptitud para superar el desequilibrio económico.

Por tanto si te encuentras en esta situación te invito a que contactes conmigo con el fin de determinar si procede en tu caso una asignación compensatoria y por cuánto tiempo.

 Begoña Cuenca. Abogada de Familia.