La pensión compensatoria viene regulada por el Código Civil en su artículo 97, el mismo establece lo siguiente:

 

Artículo 97

El cónyuge al que la separación o el divorcio produzca un desequilibrio económico en relación con la posición del otro, que implique un empeoramiento en su situación anterior en el matrimonio, tendrá derecho a una compensación que podrá consistir en una pensión temporal o por tiempo indefinido, o en una prestación única, según se determine en el convenio regulador o en la sentencia.

A falta de acuerdo de los cónyuges, el Juez, en sentencia, determinará su importe teniendo en cuenta las siguientes circunstancias:

  • 1.ªLos acuerdos a que hubieran llegado los cónyuges.
  • 2.ªLa edad y el estado de salud.
  • 3.ªLa cualificación profesional y las probabilidades de acceso a un empleo.
  • 4.ªLa dedicación pasada y futura a la familia.
  • 5.ªLa colaboración con su trabajo en las actividades mercantiles, industriales o profesionales del otro cónyuge.
  • 6.ªLa duración del matrimonio y de la convivencia conyugal.
  • 7.ªLa pérdida eventual de un derecho de pensión.
  • 8.ªEl caudal y los medios económicos y las necesidades de uno y otro cónyuge.
  • 9.ªCualquier otra circunstancia relevante.

En la resolución judicial o en el convenio regulador formalizado ante el Secretario judicial o el Notario se fijarán la periodicidad, la forma de pago, las bases para actualizar la pensión, la duración o el momento de cese y las garantías para su efectividad.

El Tribunal Supremo define a esta figura como  “el mecanismo previsto con el fin de reequilibrar la situación económica de los esposos tras la ruptura de la convivencia conyugal, que intenta corregir los desequilibrios que se hayan provocado como consecuencia de la dedicación de cada uno de los esposos al matrimonio, por percibir una retribución muy inferior a la del otro o no percibir ninguna, particularmente porque su dedicación a la familia le ha impedido una mayor proyección profesional o laboral, que provoca que quede en una situación claramente desfavorable respecto del otro una vez rota la comunidad económica propia del matrimonio.”

EL Juez, a la luz de la doctrina expuesta, determinará si existe desequilibrio entre los cónyuges, y si es procedente el establecimiento de esta pensión a favor de unos de ellos, generalmente la esposa, su cuantía, y su duración. ( la tendencia es que sea limitada en el tiempo).

Fijada dicha pensión, ¿puede extinguirse?

 

EL Código Civil señala lo siguiente:

Artículo 100

Fijada la pensión y las bases de su actualización en la sentencia de separación o de divorcio, sólo podrá ser modificada por alteraciones en la fortuna de uno u otro cónyuge que así lo aconsejen.

La pensión y las bases de actualización fijadas en el convenio regulador formalizado ante el Secretario judicial o Notario podrán modificarse mediante nuevo convenio, sujeto a los mismos requisitos exigidos en este Código.

 

Artículo 101

pension-compensatoria

El derecho a la pensión se extingue por el cese de la causa que lo motivó, por contraer el acreedor nuevo matrimonio o por vivir maritalmente con otra persona.

El derecho a la pensión no se extingue por el solo hecho de la muerte del deudor. No obstante, los herederos de éste podrán solicitar del Juez la reducción o supresión de aquélla, si el caudal hereditario no pudiera satisfacer las necesidades de la deuda o afectara a sus derechos en la legítima.”

Podemos extraer dos conclusiones fundamentales:

  1. Que la pensión compensatoria puede modificarse, al alza o a la baja, cuando concurran variaciones importantes, y sobrevenidas, en la capacidad económica tanto del obligado a su pago, como del que la recibe.
  2. Que dicha pensión podrá extinguirse, cuando desaparezca el desequilibrio que la motivó, cuando se contrae nuevo matrimonio, o se convive maritalmente con otra persona.

Por tanto si te encuentras en una u otra situación, que haya mejorado o empeorado tu fortuna, tanto si eres el pagador como el receptor de dicha pensión, o concurren causas para extinguirla, te invito a que contactes conmigo con el fin de solucionar la cuestión.

 

Begoña Cuenca Alcaine Abogada de Familia en Zaragoza.