Cuando dos personas deciden unir sus vidas pueden optar por dos opciones  ser pareja de hecho o contraer matrimonio.

Tal decisión suele venir dada por creencias, valores etc de cada persona. A pesar de que mi opinión personal es que  las mismas  obligaciones genera ser matrimonio que pareja de hecho, lo cierto es que jurídicamente nos es la misma realidad.

Ya hemos comentado que cada vez más personas las que  optan por ser pareja de hecho en detrimento del matrimonio.

En este video cuando hablemos de pareja de hecho, nos referiremos a aquella unión de dos personas del mismo o diferente sexo, que conviven juntas, y que se han registrado en el Registro de parejas de hecho que hay habilitado en cada comunidad autónoma o que han constituido una escritura Notarial.

Cuando hablemos de matrimonio nos referiremos a dos personas del mismo o diferente sexo que han contraído matrimonio.

Como hemos dicho son dos realidades jurídicas que no tienen las mismas obligaciones y derechos.

Una vez se contrae matrimonio se debe de optar por el régimen matrimonial por el que se va a optar, gananciales o separación de bienes.

Una pareja de hecho no genera un régimen económico, salvo que en escritura hubiesen hecho mención de cómo organizarán su economía.

En el supuesto de ruptura, ambas figuras se tramitarán en los Juzgados de familia, si bien en el caso de matrimonio hablaremos de separación/divorcio y en pareja procedimiento no matrimonial.
A estos efectos los hijos habidos dentro del matrimonio, y los nacidos dentro de la pareja son iguales ante la Ley.

parejas-de-hechoEn caso de divorcio puede ocurrir que se establezca una pensión compensatoria a aquel de los cónyuges cuya ruptura le produzca desequilibrio, tiene su base en el matrimonio. Mientras que la ruptura
de la pareja de hecho no da lugar a esta pensión, sino a una compensación específica con unos requisitos tasados.

En el supuesto de fallecimiento, en caso de matrimonio el cónyuge viudo tiene derecho a la pensión de viudedad, en el caso de pareja de hecho siempre y cuando se esté inscrito como pareja de hecho y hayan transcurrido más de cinco años hasta el fallecimiento.

En el matrimonio se tienen derechos laborales en relación a días por hospitalización, fallecimiento del cónyuge, familiares etc, en pareja de hecho dependerá del convenio colectivo que sea aplicable.

En caso de contraer matrimonio se tiene un permiso retribuido para celebrar el llamado “viaje de novios”, en caso de pareja de hecho no está contemplado, salvo excepciones en convenios colectivos específicos.

En cuanto a la fiscalidad los matrimonios pueden optar por tributación conjunta o individual, las parejas de hecho obligatoriamente de presentar la declaración de la renta de forma individual.

Decir que estos datos son generales u orientativos, que pueden venir complementados por las Legislaciones específicas de cada Comunidad
Autónoma.

Y por último y como consejo si decidís ser pareja de hecho mejor inscribiros en el Registro de Parejas de hecho o acudir al Notario para regularlo.

Os ha hablado Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza.