Ya hemos hecho referencia en varios artículos a los regímenes económicos matrimoniales.

Si el matrimonio ha optado por el régimen de Separación de bienes, llegado el divorcio, ¿procede fijarse una pensión compensatoria a cargo de la esposa?

Dicha posibilidad viene prevista en el artículo 1438 del Código Civil:

“Los cónyuges contribuirán al sostenimiento de las cargas del matrimonio. A falta de convenio, lo harán proporcionalmente a sus respectivos recursos económicos. El trabajo para la casa será computado como contribución a las cargas y dará derecho a obtener una compensación que el Juez señalará, a falta de acuerdo, a la extinción del régimen de separación.”

A estos efectos existían Sentencias contradictorias dictadas por las Audiencias Provinciales, si bien el Tribunal Supremo ha venido a dar la interpretación y cuando procede esta compensación.

Así encontramos la Sentencia de fecha de 26 de marzo de 2015 que resuelve un Recurso de Casación, en el que a la esposa se le concedió esta compensación del artículo 1.398 CC,  en primera Instancia aun a pesar de que la misma realizaba una actividad laboral remunerada y se había encargado en mayor medida de las tareas domésticas y de la crianza de los hijos.

En Segunda Instancia, la Audiencia Provincial de La Rioja, de nuevo la concede pero en menor cuantía.

El Supremo la deniega, decretándose la no procedencia del percibo de la misma.

Pension compensatoriaLa citada Sentencia del Supremo establece “que es cierto que el derecho a la compensación que prevé el artículo 1438 ha dado lugar a una respuesta contradictoria en la doctrina y en la jurisprudencia de las Audiencias Provinciales, pero lo que ha hecho esta Sala en su sentencia de 14 de julio de 2011, reiterada en la de 31 de enero de 2014, es poner fin a esta controversia diciendo lo que quería decir y no lo que dice la sentencia recurrida.

Por un lado, ha excluido la exigencia del enriquecimiento del deudor que debe pagar la compensación por trabajo doméstico. De otro, exige que la dedicación del cónyuge al trabajo y al hogar sea exclusiva, no excluyente, (“solo con el trabajo realizado para la casa”), lo que impide reconocer, de un lado, el derecho a la compensación en aquellos supuestos en que el cónyuge que lo reclama hubiere compatibilizado el cuidado de la casa y la familia con la realización de un trabajo fuera del hogar, a tiempo parcial o en jornada completa, y no excluirla, de otro, cuando esta dedicación, siendo exclusiva, se realiza con la colaboración ocasional del otro cónyuge, comprometido también con la contribución a las cargas del matrimonio, o con ayuda externa, pues la dedicación se mantiene al margen de que pueda tomarse en consideración para cuantificar la compensación, una vez que se ha constatado la concurrencia de los presupuestos necesarios para su reconocimiento.

El trabajo para la casa no solo es una forma de contribución, sino que constituye también un título para obtener una compensación en el momento de la finalización del régimen – STS 14 de julio 2011 -.”

Si te encuentras en esta situación, en la que tienes un régimen de separación de bienes y no realizas una actividad laboral remunerada, te invito a que te pongas en comunicación conmigo con el fin de solicitar en tu divorcio o Separación esta compensación.

 

Begoña Cuenca Alcaine. Abogada de Familia en Zaragoza.