Soy Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza y en este video hablaremos sobre si puede concederse la custodia compartida solicitada por la madre negándose el padre.

Ya hemos comentado en videos y artículos anteriores, que no es causa para denegar la custodia compartida, la oposición de uno de los progenitores.

Por otro lado, lo habitual es la solicitud de custodia compartida por el padre, y la oposición de la madre.

No obstante encontramos varias Sentencias que se apartan de esta generalidad, en las que las progenitoras solicitan el establecimiento de una custodia compartida.

Así las cosas ya en el año 2018, La Audiencia Provincial de Córdoba concede la atribución de custodia compartida, solicitada por una progenitora, con tres hijos, uno de ellos con necesidades especiales.

En este caso la madre estaba desbordada, debiendo asumir tanto sus obligaciones laborables, como las de crianza de sus tres hijos, se había quedado sin apoyos externos, y vivía en una situación límite, que era perjudicial para sus hijos.

La Audiencia entiende que en el presente caso,  «se exige extremar los deberes de ambos padres», sin que puedan hacerse recaer exclusivamente en uno de ellos en particular «como hasta la fecha resultaba esencialmente a través de la madre».

De la misma forma El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Leganés, atendió la petición de la progenitora, que solicitaba una custodia compartida para atender a su hija en términos de igualdad, y con la finalidad de poder acceder al mercado laboral.

A pesar de que se intentó llegar a un acuerdo, el padre no aceptaba la propuesta de una custodia compartida, motivo por el cual la madre debió de recurrir a los Tribunales.

 

 

La madre entiende que dicha figura es la opción más beneficiosa para su hija, que ya viene aplicando con su hijo mayor, nacido de una relación anterior.

El argumento del padre justificativo de su negativa, es que no puede, por motivos laborables, y que no cuenta con apoyos externos, dado que su madre cuenta con una edad avanzada.

No obstante de la Sentencia se deduce que a pesar de que el horario del padre, puede suponer que no pueda llevar a la hija al colegio, tal hecho le ocurre a la mayoría de españoles que trabajan y que tienen hijos en edad escolar, solventable  con los servicios que ofertan los centros escolares como  madrugadores, o contratando a una persona de auxilio.

Además recoge las alegaciones de la madre, en las que exponía que la madre del progenitor cuanta con 68 años, y que auxilia a su otro hijo también separado, y con un menor a su cargo.

Por todo ello el Juzgador entiende más beneficioso para la hija otorgar una custodia compartida con reparto semanal del tiempo.

Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza