custodia compartida

En este artículo nos referiremos a que en ocasiones puede ocurrir que aun estableciéndose una custodia compartida, el Juez considere más adecuado o beneficioso para los hijos fijar una pensión alimenticia.

Como ya hemos dicho, lo habitual es abrir una cuenta común donde domiciliar los gastos de los hijos y contribuir proporcionalmente a sus ingresos los progenitores.

El Código de Derecho Civil de Aragón en su  Artículo 82.  Habla de los Gastos de asistencia a los hijos, y dice en su apartado 3:

  1. El Juez asignará a los padres la realización compartida o separada de los gastos ordinarios de los hijos teniendo en cuenta el régimen de custodia, y si es necesario fijará un pago periódico entre los mismos.

En términos parecidos habla el Código Civil en su artículo 93:

El Juez, en todo caso, determinará la contribución de cada progenitor para satisfacer los alimentos y adoptará las medidas convenientes para asegurar la efectividad y acomodación de las prestaciones a las circunstancias económicas y necesidades de los hijos en cada momento.

De los artículos citados cabe concluir la posibilidad de fijar pensión alimenticia en caso de custodia compartida.

 

Encontramos varias Sentencias en esta línea, baste citar la siguiente:

La Sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Córdoba, de 11 de diciembre de 2018, establece lo siguiente cuando La madre recurre entendiendo que la capacidad económica del progenitor es mucho mayor que la suya, dado que se encuentra en desempleo, y el esposo, de su actitud y gastos se desprende que percibe mayores ingresos.

Se ha hecho mención al vehículo Audi -existe otro vehículo además- como signo de una mayor capacidad económica en el sr. Leopoldo , lo que la representación de éste ha tratado de contrarrestar afirmando que se pagó con un préstamo a cinco años, lo que puede ser cierto, pero también lo es que por esa misma fecha o un año anterior, habían comprado la vivienda familiar, lo cual tuvo que el suponer un desembolso, aparte de la subrogación del préstamo que tuviera concertados con esa vivienda promotor que se la vendió. No obstante, si se compró ese vehículo, y no otro más económico, y se asumieron los consiguientes gastos de una nueva vivienda y lo que ello comporta, lo que difícilmente podría ser con la nómina del él y los ingresos que se mencionan de ella cuando trabajaba, 600 € mensuales. Por lo tanto, no cabe entender que la capacidad del señor Leopoldo se limite a lo que refleja su nómina, e incluso de los que se indica en los contratos de trabajo aportados, que hablan de una relación de servicios con carácter temporal. En base a esas circunstancias se entiende que el padre, aún situación de custodia compartida, ha de abonar la suma de 300 € mensuales en concepto de pensión de alimentos a favor de los dos hijos menores (imputándose la mitad a cada uno de ellos), actualizable anualmente conforme al IPC y a ingresar en los primeros cinco días de cada mes.

 

Begoña Cuenca Alcaine Abogada de Familia en Zaragoza.