Soy Begoña Cuenca tu abogada de Familia en Zaragoza y en este video hablaremos al hilo del anterior, de las consecuencias jurídicas que puede ocasionar la manipulación que realiza un progenitor sobre sus hijos.

Ya hemos comentado que a veces los hijos no quieren permanecer en compañía del otro progenitor, esto puede deberse a:

Que no hayan asimilado correctamente la ruptura de los padres, que exista algún problema de entidad que dificulte la relación, por ser uno u otro de los progenitores más estricto etc.

Que exista una influencia negativa de uno de los progenitores sobre los hijos.

En los dos primeros supuestos, lo normal es que el tema se solucione y normalice la relación, tras la cooperación de ambos progenitores e incluso la ayuda de un psicólogo o el profesional pertinente.

El problema radica cuando hay una influencia negativa de un progenitor frente al otro.

Así el progenitor que detecta que la negativa de su hijo de relacionarse con él,  viene motivada por una influencia del otro progenitor debe de interponer un procedimiento de modificación de medidas, bien solicitando una custodia compartida, o incluso cuando la manipulación es muy grave una custodia individual a su favor.

A estos efectos encontramos una  Sentencia  del Tribunal Supremo, que constada la influencia negativa de la madre, tras los preceptivos informes psicológicos efectuados por el gabinete psicosocial, decide otorgar la custodia compartida de la menor a ambos progenitores.

En el año 2016 encontramos una Sentencia dictada por un Juzgado de Familia de Córdoba que concedió la custodia al padre, requiriendo a la madre a que cese en la actitud obstruccionista detectada tras la práctica de los informes psicológicos. Sentencia que fue confirmada por la Audiencia Provincial de Córdoba.

perder la custodia de tus hijosUna Jueza de Manresa ( Barcelona) también retira la custodia de una niña de ocho años a su madre, e incluso establece una orden de alejamiento de seis meses con el fin de que la niña supere la fobia y aversión que siente hacía su padre, y que ha sido creada por la madre.

En fechas recientes a inicios del año 2019, la Audiencia Provincial de Murcia  retira la custodia de un hijo a su madre señalando que “Considera el tribunal que con el cambio de la custodia se garantiza el interés superior del niño, que es el dominante. Y añade que «consta acreditado que el comportamiento de la madre está afectando de forma negativa al menor, al hacerle partícipe del conflicto que mantiene con el padre».

Señala también la Audiencia que la madre, con esa actitud, provoca miedo y dolor emocional al hijo, «máxime, además, valorando que desvaloriza la figura paterna, al tiempo que interfiere obstaculizando la relación paterno filial».

Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza.