En este video trataremos de aclarar qué gastos debe cubrir la pensión alimenticia o contribución a los gastos de asistencia de los hijos en Aragón.

Así el artículo 82 del CDFA establece lo siguiente:

 

 Gastos de asistencia a los hijos

  1. Tras la ruptura de la convivencia de los padres, ambos contribuirán proporcionalmente con sus recursos económicos a satisfacer los gastos de asistencia de los hijos a su cargo.
  2. La contribución de los progenitores a los gastos ordinarios de asistencia a los hijos se determinarán por el Juez en función de las necesidades de los hijos, de sus recursos y de los recursos económicos disponibles por los padres.
  3. El Juez asignará a los padres la realización compartida o separada de los gastos ordinarios de los hijos teniendo en cuenta el régimen de custodia, y si es necesario fijará un pago periódico entre los mismos.
  4. Los gastos extraordinarios necesarios de los hijos serán sufragados por los progenitores en proporción a sus recursos económicos disponibles. Los gastos extraordinarios no necesarios se abonarán en función de los acuerdos a los que lleguen los progenitores y, en defecto de acuerdo, los abonará el progenitor que haya decidido la realización del gasto.

 

De tal artículo podemos concluir:

En primer lugar que existen gastos ordinarios y gastos extraordinarios.

En Segundo término, que estos gastos ordinarios  deben ser cubiertos por la pensión en caso de custodia individual, e incluyen los de sustento, habitación, vestido, asistencia médica, educación  y formación integral.

En tercer lugar que para su cuantificación se han de tomar en consideración las necesidades de los hijos, sus recursos y los recursos económicos disponibles por los padres.

Tenidas en cuenta las circunstancias anteriores se establece una cuantía mensual que se abona dentro de los cinco primeros días de cada mes con carácter anticipado, y los doce meses del año.

Tal pensión se abona en la cuenta de aquel de los progenitores que ostente la custodia de los menores, y es actualizada anualmente en función de las variaciones que experimente el índice de precios al consumo que publique el Instituto Nacional de Estadística u organismo que lo sustituya.

En Aragón, en concreto en Zaragoza, los Tribunales en su mayoría, señalan que dentro de esta pensión alimenticia quedan incluidos gastos de colegio, tales como matriculas, AMPA, seguro escolar, visitas y excursiones cortas en periodo lectivo, uniforme y equipación deportiva exigida por el centro escolar, plataforma digital, fundación o aportación voluntaria, comedor, transporte, servicio de madrugadores, libros y material escolar de inicio de curso.

Algún Juzgador entiende que los libros, material escolar son gastos extraordinarios necesarios y que por tanto deben ser abonados por mitad entre los progenitores.

Delimitados los gastos ordinarios, hablaremos de los extraordinarios que a su vez se dividen en dos: necesarios o no necesarios.

 

 

Gastos extraordinarios necesarios:

Se entienden por estos los de tratamiento médico, farmacia no ordinarios ( vacunas etc) y con prescripción médica, gafas, lentillas, dentista y sus tratamientos, ortopedia, audífonos, rehabilitación, psicólogo, Logopeda,  no cubiertos por el sistema público de la Seguridad Social o una entidad médica privada, así como las clases de refuerzo o apoyo escolar recomendados o prescritos por el centro educativo para superar el curso escolar o alcanzar el nivel exigido, o de otro tipo de tratamientos prescritos por facultativos u otros profesionales. Matriculas de universidad pública.

Estos gastos serán abonados por mitad si los progenitores tienen ingresos similares o en la proporción que se establezca si son dispares.

 

Gastos extraordinarios no necesarios:

Se entienden por estos toda clase de actividades extraescolares sin excepción, cursos de verano, colonias, viajes de estudios, cumpleaños, fiestas, graduaciones o semejantes, carnet de conducir, estudios universitarios en centros o universidades privadas, gastos de residencia, alquiler y transporte fuera de la ciudad de residencia etc serán satisfechas por mitad entre ambos padres o en el porcentaje que se establezca, si existe acuerdo en la realización de dicho gasto, y en caso contrario serán abonados por el progenitor que decida efectuar el dispendio.

Si tienes dudas en relación al tema que hemos tratado no dudes en contactar conmigo te ha hablado Begoña Cuenca tu abogada de Familia en Zaragoza.