Es un tema de rabiosa actualidad, la atribución de la paternidad de hijos no matrimoniales a un progenitor.

Fruto de una relación entre un hombre y una mujer puede surgir la posibilidad de que ésta alumbre un hijo.

En ocasiones, el nacimiento de un niño, supone que el varón no asuma de forma voluntaria dicha paternidad ni las obligaciones y derechos derivadas de la misma.

La filiación es la relación jurídica que se establece entre padres e hijos y de la que se derivan una serie de derechos y obligaciones, como por ejemplo: Apellidos, Nacionalidad y vecindad civil, Pensión Alimenticia,  Guarda y custodia,  Patria potestad o Autoridad Familiar en Aragón,  Derechos sucesorios.etc.

Establece el Código Civil en su artículo 120 lo siguiente:

La filiación no matrimonial quedará determinada legalmente:

  • 1.º En el momento de la inscripción del nacimiento, por la declaración conforme realizada por el padre en el correspondiente formulario oficial a que se refiere la legislación del Registro Civil.
  • 2.º Por el reconocimiento ante el Encargado del Registro Civil, en testamento o en otro documento público.
  • 3.º Por resolución recaída en expediente tramitado con arreglo a la legislación del Registro Civil.
  • 4.º Por sentencia firme.
  • 5.º Respecto de la madre, cuando se haga constar la filiación materna en la inscripción de nacimiento practicada dentro de plazo, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley del Registro Civil.

 

filiación no matrimonial

La filiación por tanto se determina por inscripción de ésta en el Registro Civil, por sentencia judicial, por su reconocimiento ante el encargado del Registro Civil en testamento o en otro documento público, por posesión de estado, o por expediente de jurisdicción voluntaria.

Las acciones de filiación más habituales  son:

a).- La acción de reclamación o determinación de la filiación cuyo objeto es que se declare judicialmente la existencia de una relación filial que previamente no haya sido determinada legalmente o establecida judicialmente (Arts. 131 a 134 C.C)

b).- La acción de impugnación de la filiación cuyo objeto es que se declare judicialmente la inexistencia de una relación filial determinada legal y previamente (Arts. 136 y 137 C.C)

¿Cómo puede actuar la madre ante la no asunción por parte del padre de sus obligaciones?

Podrá interponer una demanda de filiación. La ley de Enjuiciamiento Civil establece lo siguiente:

Artículo 764 Determinación legal de la filiación por sentencia firme

  1. Podrá pedirse de los tribunales la determinación legal de la filiación, así como impugnarse ante ellos la filiación legalmente determinada, en los casos previstos en la legislación civil.
  2. Los tribunales rechazarán la admisión a trámite de cualquier demanda que pretenda la impugnación de la filiación declarada por sentencia firme, o la determinación de una filiación contradictoria con otra que hubiere sido establecida también por sentencia firme.

Si la existencia de dicha sentencia firme se acreditare una vez iniciado el proceso, el tribunal procederá de plano al archivo de éste.

Artículo 765 Ejercicio de las acciones que correspondan al hijo menor o incapacitado y sucesión procesal

  1. Las acciones de determinación o de impugnación de la filiación que, conforme a lo dispuesto en la legislación civil, correspondan al hijo menor de edad o incapacitado podrán ser ejercitadas por su representante legal o por el Ministerio Fiscal, indistintamente.
  2. En todos los procesos a que se refiere este capítulo, a la muerte del actor, sus herederos podrán continuar las acciones ya entabladas.

 

Artículo 766 Legitimación pasiva

En los procesos a que se refiere este capítulo serán parte demandada, si no hubieran interpuesto ellos la demanda, las personas a las que en ésta se atribuya la condición de progenitores y de hijo, cuando se pida la determinación de la filiación y quienes aparezcan como progenitores y como hijo en virtud de la filiación legalmente determinada, cuando se impugne ésta. Si cualquiera de ellos hubiere fallecido, serán parte demandada sus herederos.

Artículo 767 Especialidades en materia de procedimiento y prueba

  1. En ningún caso se admitirá la demanda sobre determinación o impugnación de la filiación si con ella no se presenta un principio de prueba de los hechos en que se funde.
  2. En los juicios sobre filiación será admisible la investigación de la paternidad y de la maternidad mediante toda clase de pruebas, incluidas las biológicas.
  3. Aunque no haya prueba directa, podrá declararse la filiación que resulte del reconocimiento expreso o tácito, de la posesión de estado, de la convivencia con la madre en la época de la concepción, o de otros hechos de los que se infiera la filiación, de modo análogo.
  4. La negativa injustificada a someterse a la prueba biológica de paternidad o maternidad permitirá al tribunal declarar la filiación reclamada, siempre que existan otros indicios de la paternidad o maternidad y la prueba de ésta no se haya obtenido por otros medios.

 

Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza