Un Juzgado de Primera Instancia de Córdoba dictó Sentencia por la que se atribuía la custodia compartida de dos hijos menores de edad  de diez y trece años a ambos progenitores.

La madre interpuso Recurso de Apelación, alegando entre otros motivos, que sometía a los hijos a un grave perjuicio.

La Audiencia de Córdoba señala que los hijos manifestaron de forma espontanea la obligación que tienen de soportar un ambiente cargado de humo. Si bien dijeron que estaban contentos con el tipo de custodia.

El hijo mayor reconoce que dormía en una habitación donde el padre había fumado, debiendo poner aire acondicionado.

La Sentencia pone de manifiesto que se retira la custodia compartida al padre por someter a los hijos al humo de los cigarrillos que fumaba de manera adictiva. E igualmente destaca el poco interés del progenitor en preservar a sus hijos del riesgo objetivo que supone estar los menores en un ambiente cargado de humo.

Continúa diciendo la Resolución que el proceder del padre pone en situación de peligro la salud de los menores, de forma totalmente irresponsable.

Concluye la Sentencia que no puede permanecer esta Sala indiferente ante esta situación, que como hemos dicho, perjudica a los menores en su salud, lo que ha de tener una adecuada respuesta, pues no sería lógico que a los menores no se les protegiera en su hogar de aquello que la sociedad se cuida mucho de proteger para cualquier ciudadano que se encuentra en un lugar público.

Así las cosas retira la custodia compartida atribuida inicialmente, con un régimen de visitas a favor del padre, de fines de semana  alternos, así como dos entre semana, martes y jueves. Y mitad de vacaciones, con apercibimientos derivados del riesgo para los menores de fumar en su presencia en lugares cerrados como hasta ahora ha venido haciendo.

 

Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza.