Si en el video anterior hacíamos referencia a la necesidad del establecimiento de visitas para que el progenitor no custodio se relaciones con sus hijos, podemos encontrar casos muy excepcionales en los que sea preciso que se suspendan las visitas, o se restrinjan las mismas.

Así el artículo 158 del Código Civil dispone que el Juez, de oficio o a instancia del propio hijo, de cualquier pariente, o del Ministerio Fiscal, podrá dictar las medidas que resulten pertinentes para apartar a los hijos de un peligro o evitarles perjuicios.

En Aragón el artículo 10 de su nuestra Legislación se expresa en términos parecidos, señalando que el Juez podrá intervenir a fin de apartar al menor de un peligro o de evitarle perjuicios.

El Tribunal Supremo, en Sentencia de 26 de noviembre de 2015, ha señalado que “el juez o tribunal podrá suspender el régimen de visitas del menor con el progenitor condenado por delito de maltrato con su cónyuge o pareja y/o por delito de maltrato con el menor o con otro de los hijos, valorando los factores de riesgo existentes”.

Otras causas que pueden dar lugar a dicha suspensión son:

  • El Carácter violento del progenitor que ponga en riesgo la integridad física o psíquica de los menores.
  • Estar el progenitor cumpliendo condena en prisión.
  • Ser alcohólico o drogadicto.
  • Tener una patología mental que afecte directamente a su capacidad para hacerse cargo de los menores.
  • Incumplimiento reiterado y voluntario del régimen de visitas.
  • En general, cualquier circunstancia que desaconseje mantener el régimen de visitas por ser perjudicial para los menores.

Como Ya hemos indicado se trata de circunstancias y causas muy excepcionales.

Si nos encontramos en una de estas situaciones lo habitual es interponer unas Medidas Cautelares previas, y a continuación un procedimiento de Modificación de medidas, en el mismo Juzgado que dictó la Sentencia de Divorcio o ruptura.

Generalmente y existiendo indicios razonables, pruebas e informes médicos, se dictará Resolución, si es que así procede, por la que se acordará de forma inmediata la suspensión del régimen de estancias y comunicaciones establecido en la Sentencia.

Disponiéndose habitualmente un régimen de visitas supervisado en Puntos de Encuentro, con una duración breve. Debiendo tales

Organismos emitir informes periódicos. No obstante estas medidas cautelares acordadas por Auto, son provisionales, y no pueden mantenerse indefinidamente, de modo que su mantenimiento vendrá condicionado a que se inste el preceptivo
rocedimiento de Modificación de Medidas.

Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza.