Es una realidad que los niños menores de doce años van a comenzar a ser vacunados en España.

En general, en todas las Comunidades Autónomas, se exige el consentimiento de los progenitores para la administración de dicha vacuna.

Por ello, los profesionales del Derecho nos estamos encontrando con muchas dudas y cuestiones a este respecto, en caso de padres separados o divorciados.

Ya he tenido varias consultas sobre este tema. 

En general cualquier decisión importante sobre los hijos, relativa a educación, salud etc debe de ser tomada en común por ambos progenitores.

Por ello no cabe, que uno de los progenitores, solicite cita para la vacuna, sin haberlo notificado al otro, y haber obtenido su consentimiento.

Llegados a este punto, si uno de los progenitores se niega, y no se consigue llegar a un acuerdo, desgraciadamente deberemos acudir al Juez de Familia que dictó nuestra Resolución.

Entablaremos un procedimiento de divergencia entre los progenitores, en el que cada parte expondrá su opinión al respecto. En él intervendrá el Ministerio Fiscal por tratarse de un menor de edad.

A diferencia de lo que ocurre, en otro tipo de divergencias o diferencias entre los progenitores, en las que el Juez decide por ellos, en este caso, y tras el examen de diversas Sentencias dictadas en casos de menores, de más de doce años, que fueron los vacunados con anterioridad a la franja de edad actual de 5 a 11 años, los Juzgadores no decidieron si procedía o no la vacunación, sino que establecieron qué progenitor podía decidir si vacunaba o no al hijo.

Por ello deberemos de estar atentos a las Resoluciones Judiciales que sin duda se van a generar, con la llegada de la vacuna contra el covid 19, en niños de entre 5 y 11 años.

Si te encuentras en este supuesto te recomiendo que te pongas en contacto de forma rápida con tu profesional de confianza para que te asesore.

Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza.