Para que un procedimiento de Divorcio puede tramitarse en una Notaria deben de concurrir determinados requisitos:

En primer lugar, debe de tratarse de un Divorcio de Mutuo Acuerdo.

Debe ser un Divorcio en el que no existan hijos menores de edad.

Es preciso que hayan transcurrido más de tres meses desde la celebración del matrimonio.

Será precisa la intervención de un Letrado. Éste previamente deberá asesorar a los cónyuges, conseguir el acuerdo, redactar el Convenio regulador que se va a incorporar a la Escritura. Y asistir a la Notaria el día de la firma.

El divorcio ha de realizarse ante el Notario del último domicilio común o el del lugar de residencia habitual de cualquiera de los dos cónyuges.

En cuanto a la documentación que se nos va a exigir en la Notaria, destacamos la siguiente:

DNI o NIE de los cónyuges.

Libro de familia o certificado de matrimonio, para acreditar el matrimonio, así como para atestiguar que ha transcurrido más de tres meses desde su celebración.  

El libro de familia también permitirá concluir que no existen hijos menores de edad.

Convenio Regulador.

Documentación acreditativa de la residencia de los cónyuges con el fin de determinar que el Notario de dicha plaza es el correcto.

Documentación que justifique que el Letrado es colegiado ejerciente.

Cualquier duda al respecto podéis poneros en contacto con Begoña Cuenca Alcaine Abogada de Familia en Zaragoza.