Ya hemos comentado en varios videos en que consiste la Autoridad Familiar en Aragón, pero he recibido una Sentencia de un asunto contencioso del que me he ocupado, y me parece muy correcto el modo y la explicación que la Juzgadora da a este respecto, y que vamos a reproducir:

Los progenitores deberán comunicarse todas las decisiones que con respecto a sus hijos se adopten en el futuro, así como de todo aquello que deban de conocer ambos padres.

Deberán establecer el cauce de comunicación que mejor se adapte a sus circunstancias obligándose a respetarlo y cumplirlo.

Ambos padres participarán en las decisiones que con respecto a los menores tomen en el futuro siendo de especial relevancia las que se vayan a adoptar en el ámbito escolar, en el sanitario y los relacionados con celebraciones religiosas. Sobre esta base se impone la decisión conjunta para cualquier tipo de intervención quirúrgica o de tratamiento médico no banal, tanto si entraña un gasto como si está cubierto por algún seguro.

Se impone igualmente la decisión conjunta en cuanto a actos y celebraciones religiosas, tanto en lo relativo a su celebración, como al modo de llevarlo a cabo, y en defecto de acuerdo se decidirá judicialmente, sin que tenga prioridad de decisión el progenitor al que le corresponda en esa fecha tener a los hijos, y sin que por esta causa pueda modificarse el sistema de alternancia de las estancias establecidas.

Los dos padres tienen derecho a ser informados por terceros de toda la información académica, los boletines oficiales de evaluación, e igualmente tienen derecho a asistir a las reuniones habituales con los tutores o servicios de orientación del centro escolar, tanto de forma conjunta como si acuden por separado.

Decidirán conjuntamente hasta la edad de escolarización, si los hijos acuden a una guardería o se deben de quedar bajo la atención de un cuidador.

De igual manera tienen derecho a obtener información médica de sus hijos y a que se les facilite informes que cualquiera de los dos soliciten.

 El progenitor que en ese momento se encuentre en compañía del menor, podrá adoptar decisiones respecto de los mismos, sin previa consulta en los casos en los que exista una situación de urgencia, o en aquellas decisiones diarias, poco trascendentes o rutinarias que en el normal transcurrir de la vida con los menores puedan producirse.

Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza.