El 3 de septiembre de 2021 ha entrado en vigor la “Ley 8/2021, de 2 de junio, por la que se reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica”.

Tal reforma, afecta a los procesos de incapacitación de las personas, y a numerosos artículos del Código Civil, el más polémico es el relativo al régimen de visitas, en concreto la nueva redacción del artículo 94 del Código Civil añade lo siguiente:

No procederá el establecimiento de un régimen de visita o estancia, y si existiera se suspenderá, respecto del progenitor que esté incurso en un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o de sus hijos”.

Existen opiniones encontradas entre los profesionales en relación al significado de la expresión “ estar incurso en un proceso penal …”, Un sector manifiesta que en cuanto un progenitor sea denunciado en un proceso de violencia de género, no procede la concesión de visitas, y si existen deben de suspenderse.

Otros defienden que en tanto en cuanto no se inicien Diligencias Penales, o el proceso se encuentre más avanzado, no procede la aplicación de esta cláusula.

Y en último lugar existen Letrados que mantienen que hasta que no exista Sentencia condenatoria no procede.

Muchas voces señalan que la inclusión de este apartado va a generar un efecto llamada a las denuncias falsas, y otras que no va a tener tal efecto. 

Es pronto para que podamos extraer conclusiones acertadas.

De la misma forma debemos añadir lo expresado en el último inciso del artículo 94:

No obstante, la autoridad judicial podrá establecer un régimen de visita, comunicación o estancia en resolución motivada en el interés superior del menor o en la voluntad, deseos y preferencias del mayor con discapacidad necesitado de apoyos y previa evaluación de la situación de la relación paternofilial”.

La inclusión de este apartado dulcifica en cierta medida el artículo, si bien desconocemos de momento en que consistirá la “previa evaluación de la situación paternofilial”, Si ello conllevará la intervención del Gabinete Psicosocial para auxiliar al Juez, o dada la urgencia el Juzgador resolverá con sus propios medios.

Estaremos atentos a la evolución, casuística y Jurisprudencia.

Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza.