Hemos conocido por la prensa una noticia por la que en EEUU se retira la custodia compartida de su hijo de 11 años, a una madre que se ha negado a administrarse la vacuna contra la covid.

El Juzgador incluso niega las visitas al menor en tanto en cuanto la madre no proceda a ponerse la vacuna. El proceso no fue iniciado por el progenitor por este motivo, dado que estaban discutiendo un problema en torno a la manutención del niño, no obstante en la propia vista al preguntar el Juez a la madre si estaba vacunada, y responder ésta que no, el Juez decidió prohibir las visitas hasta que la misma se vacune.

La Resolución ha sido recurrida por la madre.

En España de momento no se han producido este tipo de Resoluciones, si bien comienzan a existir problemas entre los progenitores en relación a la administración de la vacuna a los niños entre 12 y 15 años.

Así hemos conocido una reciente Sentencia, en la que una progenitora, que no ostenta la custodia, insta un procedimiento urgente en base al artículo 158 del Código Civil, solicitando que el hijo común no sea vacunado.

Tanto el progenitor custodio como el Fiscal se oponen a la solicitud de la madre, y el hijo ha sido explorado Judicialmente, mostrando su conformidad con la aplicación de la vacuna.

El Ministerio Fiscal expone, de forma rotunda y fundamentada, su oposición a la solicitud, basada en razones que califica de ambiguas, especulativas y carentes de una mínima justificación, obteniendo el efecto contrario al alegado por ella misma, al poner en riesgo al menor demorando su vacunación (y a todas las personas que lo rodean) ya que la indicación de vacunación a mayores de 12 años ha sido establecida por las autoridades sanitarias en beneficio de la sociedad.

La Juzgadora en su Sentencia señala la inadecuación del procedimiento que regula el fin de un peligro inminente para el menor, por cuanto precisamente es un peligro para el niño y la Sociedad no administrar la vacuna.

Sigue señalando que “no cabe duda de que el interés y protección del menor Carlos pasa por acoger las recomendaciones de las autoridades, especialistas y profesionales en la materia, respetando asimismo la voluntad del menor, que en diciembre cumplirá 15 años, quien ha manifestado de forma clara a esta Juzgadora su voluntad de recibir la vacuna.”

Por lo expuesto, “contando con el previo informe favorable del Ministerio Fiscal, procede en interés y beneficio del menor, conceder la facultad de decisión sobre la vacunación de su hijo menor a su padre”.

Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza.