En este video vamos a hacer referencia a una madre que le ha sido retirada la custodia por mantener una relación con su pareja que es perjudicial para los menores.

La pareja de la progenitora fue condenado, por rociar con gasolina el suelo del inmueble donde se encontraban su novia y los dos hijos menores de ésta, a la vez que portaba un cuchillo de grandes dimensiones y gritaba que iba a matarlos a todos.

A parte de la condena, fue dictada una orden de alejamiento de 200 metros respecto de los niños.

No obstante, la progenitora no rompió esta relación, e incluso se encuentra embarazada de tal persona.

Por estos hechos, el progenitor de los niños, instó una solicitud de modificación de Medidas establecidas en la Sentencia de Divorcio. El padre solicitaba la custodia exclusiva de los hijos, dada la gravedad de la actitud de la madre y el peligro real que corren los menores cuando se encuentran en su compañía.

La progenitora en su contestación a la demanda, solicitó que se estableciese un régimen de custodia compartida progresiva, no obstante, los informes del Gabinete psicosocial no recomendaron tal opción, pues la trabajadora Social remarca que la madre no había tenido la iniciativa de intentar contactar con sus hijos durante el tiempo que de forma provisional los menores residían con el padre.

 Por otro lado, la progenitora tampoco abonaba la pensión alimenticia que de forma provisional se había fijado, a su cargo y a favor de los hijos. Además,  la madre negaba mantener relación con su pareja, si bien parece no ser cierto, pues estaba embarazada. Todo ello, concluye la trabajadora social, no es beneficioso para los menores.

De la misma forma la psicóloga, tampoco considera de interés para los menores la custodia compartida de los hijos, y recomendó que las visitas entre madre e hijos fuesen tuteladas y supervisadas por los técnicos de Punto de Encuentro Familiar.

Tras toda la prueba practicada, el Juzgador concluye que el beneficio de las menores radica en la concesión de la guarda y custodia de los niños a favor del padre, con unas visitas, tal y como ha sido recomendado por el Gabinete Psicosocial, en Punto de encuentro. Debiendo abonar la progenitora una pensión alimenticia de 250 euros. 

Begoña Cuenca Abogada de Familia en Zaragoza.