Como ya adelantábamos en el artículo anterior, se ha aprobado el Real Decreto 16/2020, un proceso sumario y especifico de familia referido a tres aspectos:

  • Equilibrar visitas y custodias no llevadas a cabo.
  • Revisión a la baja de las pensiones.
  • Revisión de alimentos entre parientes.

 

Dicho procedimiento fue creado con el fin de descongestionar la Justicia, pues el Estado de alarma ha provocado innumerables incidencias en nuestro ámbito:

Visitas y vacaciones que no se han realizado, situaciones económicas que han afectado al pagador o perceptor de pensiones alimenticias o compensatorias etc.

En relación a las visitas y vacaciones, ha sido muy desigual su afección. Los Juzgados de Familia recomendaron el alcanzar acuerdos, y en caso de conflicto, dictaron Actas con las pautas a seguir.

Pautas diferentes en función de cada Comunidad Autónoma. Algunas suspendieron todas las visitas, la mayoría, suspendieron las visitas intersemanales, respetando la alternancia en los fines de semana.

De modo que dependiendo del lugar de residencia se han llevado a cabo o no las visitas o custodias.

Por otro lado el avance de las fases de desescalada, en general han propiciado que poco a poco se fuesen reanudando las visitas, como en Aragón, que se permiten desde el 13 de mayo, las visitas realizadas entre semana.

COVID, en Derecho de Familia

COVID, en Derecho de Familia

Lo cierto que a pesar de ser aprobado el procedimiento, tampoco todas las Comunidades Autónomas y por tanto sus Jueces, mantienen el mismo criterio, unos apuestan por la recuperación de forma general de los días, otros con carácter excepcional, y en su caso, el cómputo de los días perdidos no dará lugar a la recuperación de todos ellos.

Mismo criterio desigual, en cuanto a la recuperación en los casos de custodia compartida.

En relación a la revisión de las pensiones, hace referencia a la solicitud de disminución o alteración  de la pensión alimenticia motivada por la crisis del COVID 19, es decir que nos encontremos en situación de ERTE, despido, o autónomos que no han tenido ingresos, o que han percibido una ayuda dedicada a cubrir los gastos de negocio.

Es importante destacar,  que es un procedimiento de revisión de Medidas definitivas, de modo que no podrá instarse en el caso de que nos encontremos inmersos en el procedimiento y no tengamos Resolución, sólo contemos con Auto de Medidas Provisionales, y tampoco, en el supuesto de que la Sentencia de Primera Instancia este recurrida, pues como ya indicamos solo cabe revisar Sentencias firmes.

Por otro lado también vamos a encontrar graves dificultades para probar el descenso económico de aquel que deba de abonar la pensión, sobre todo en los titulares de pequeños negocios ( bares, tiendas, floristerías, etc) pues al producirse el estado de alarma a mediados de marzo, momento en que debieron cerrar,  los impuestos que presentaron no van a reflejar de forma inmediata el verdadero drama económico sufrido.

Begoña Cuenca Alcaine