Bienvenidos hoy hablaremos de las distintas tendencias que existen en diferentes Comunidades Autónomas en relación a la custodia compartida.

 Un padre residente en Avilés solicitó la custodia compartida del hijo común, de tres años, que reside junto a su madre en Gijón.

En primera Instancia, su petición fue desestimada. De modo que procedió a presentar Recurso ante el Tribunal Superior.

La Audiencia Provincial estima que la distancia entre ambas ciudades no supone mayor dificultad que entre barrios de grandes ciudades, Dado que la distancia existente entre Avilés y Gijón es aproximadamente 28 kilómetros. La misma señala que no residir en la misma ciudad no es argumento suficiente para no otorgar la custodia compartida pues habrá que atender a otros factores que determina la Legislación vigente.

«La jurisprudencia señala la inconveniencia del régimen de custodia compartida en casos de gran distancia entre los progenitores con menores en edad escolar, porque produciría el desarraigo del menor, su sometimiento a cambios intermitentes de colegios y de sistema sanitario», recoge la resolución del recurso de apelación.

Sin embargo, «en el presente caso, la distancia entre ambas localidades no es excesiva (28 kilómetros), las comunicaciones son buenas (autopista, tren y servicios de autobús), de forma que la incomodidad que provoca aquella gran distancia es incluso menor que la que pudiera originarse entre dos barrios distintos de una gran ciudad, por lo que nada impide que el recurrente traslade al menor a la escuela donde cursa sus estudios», abunda el fallo judicial, que sienta jurisprudencia en la región.

Por otro lado la madre argumentaba que el padre presentaba problemas de horario debido a su trabajo en el área de Urgencias de un Hospital. Si bien el Alto Tribunal considera que tampoco sus horarios son óbice para la crianza del hijo en términos de igualdad.

Así la Sentencia estima el Recurso, y concede al padre de la custodia compartida del menor, por semanas alternas. Durante la semana que viva en Avilés, su progenitor deberá llevarlo a diario al colegio de Gijón en el que cursa los estudios y recogerlo luego.

Begoña Cuenca Alcaine.